Cristo, nuestra Porción

 

 gmg viernes


Porque mejor es tu misericordia que la vida;

Mis labios te alabarán.

Así te bendeciré en mi vida;

 En tu nombre alzaré mis manos.

Como de meollo y de grosura será saciada mi alma,

 Y con labios de júbilo te alabará mi boca.

Salmo 63:3-5

Hablamos mucho sobre cuánto amamos a Jesús y cómo El lo es todo para nosotras… ¿lo decimos en serio? ¿Podríamos decir que Dios es suficiente, que estamos completamente satisfechas con El aún si perdiéramos familia, amigos, dinero y posesiones materiales?

 

No estoy segura de que pudiera decir eso. Mi corazón está demasiado cansado de este mundo y de todo lo que hay en El. No acabo de comprender por completo de qué forma Cristo puede ser mi todo.

 

Pero lo sepa o no, El es mi todo y es a quien tengo que aferrarme. El nos dice que todo lo que tiene es nuestro. No sólo vamos a heredar un hermoso reino y el gozo eterno, sino que incluso ahora podemos decir “El Señor es mi porción” y, por tenerlo a Él, tenemos todo lo que importa.

 

Octavius Winslow escribió maravillosamente todas las maneras en las que Cristo en nuestra porción. Aquí tengo algunas razonas que él enumera para que estemos completamente satisfechas en Cristo.

 

1. El es nuestro Proveedor (Filipenses 4:19)

2. El es nuestro Maestro (Juan 3:2)
3. El es nuestro Refinador (Mal. 3:3)
4. El es nuestro Novio (Isaías 54:5)
5. El es nuestra Esperanza (1 Tim. 1:1)
6. El es nuestro Ayudador (Hebreos 13:6)
7. El es nuestro Sanador (Ex. 15:26)
8. El es nuestro Libertador (2 Cor. 1:10)
9. El es nuestro Salvador (Matt. 1:21)
10. El es nuestro Señor (John 13:13)
11. El es nuestro Ejemplo (John 13:15)
12. El es nuestro Confortador, quien lleva nuestras cargas (Salmo 55:22)
13. El es nuestro Pastor (Salmo 23:1)
14. El es nuestros Restaurador (Salmo 23:3)
15. El es nuestra Luz (Salmo 27:1)
16. El es nuestro Descanso (Salmo 62:5)
17. El es nuestro Alimento (Juan 6:55)
18. El es nuestra Paz (Ef. 2:14)
19. El es nuestra Canción (Salmo 118:14)
20. El es nuestra Esperanza (Salmo 39:7)

 

Con un Dios como este, ¿qué más podríamos necesitar? Pero nuestro corazón no comprende y nuestra fe es, a menudo, débil. Por eso dudamos.

 

¿Cómo descansamos en la verdad de que Jesús es realmente suficiente? La cuestión aquí es la fe. ¿Cómo podemos trabajar en fortalecer nuestra fe? Incluso aquí Dios nos ha provisto de lo que necesitamos. El nos ha dado Su Palabra y la oración para ayudarnos a que nuestra fe crezca.

 

No podemos tener una fe fuerte separadas de la Palabra de Dios. Es un libro vivo que nos cambia de dentro a afuera. También necesitamos la dulce comunión con Dios a través de la oración. Debemos pedirle que nos de fe, que nos muestre cómo descansar en Su carácter, Su palabra y Sus promesas. El es fiel, El hará. A veces decimos “Creo, pero dudo”. La más pequeña fe es evidencia de que Dios está obrando en nosotras, enseñándonos a confiar en El. Así que búscale y busca el regalo de la fe que El te va a dar.

 

Una criatura sin Cristo es algo vacío,

Una lámpara sin aceite, un hueso sin tuétano.

Pero cuando Cristo está presente, nuestra taza se desborda,

Y comemos pan hasta llenarnos.

- Spurgeon

 

“My Mi carne y mi corazón desfallecen; Mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre.”


Salmo
73:26

Mirando a Jesús,

 

jen-sig

GoodMorningGirls.com

 

Puedes leer la versión original en inglés en http://www.goodmorninggirls.org/2014/01/christ-portion/

 

 

 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s