Que es la exfoliación

Eliminar las células muertas de la piel, es un proceso fundamental en la persona, en tanto que  de ello dependerá la salud y la buena apariencia de este órgano que por cierto es el más grande en el ser humano, de una importancia significativa ya que representa la capa protectora del organismo de manera integral.

El proceso en mención según la ciencia en el campo de la dermatología se denomina como exfoliación, constituyendo el mismo la renovación natural de piel mediante la eliminación de las células muertas de la epidermis, fundamental no solo para verse bien en términos de imagen, sino más bien para sentirse bien en lo referente a la salud, pues el proceso de exfoliación además de regenerar las células, regula la micro circulación sanguínea de superficie del cuerpo, hecho que ayuda a dar suavidad y flexibilidad a la piel.

Importancia de la exfoliación

Como se mencionó anteriormente, de la exfoliación depende la regeneración celular, un proceso natural de la piel que al verse obstaculizado por la circunstancia que sea, puede afectar notablemente este órgano que sin duda representa uno de los más importantes en el ser humano, por ser el mismo la barrera protectora de los órganos del cuerpo, además de representar en la persona la carta de presentación en términos estéticos.

De ahí que siendo la exfoliación un proceso natural del cuerpo, al ser alterado por enfermedades, desembocara en una acumulación de células muertas en la epidermis que causaran engrosamiento de la piel, reflejado en una apariencia física escamosa de la misma, una afección denominada con el nombre de ictiosis.

En este sentido la importancia de la exfoliación no se encuentra  direccionada como muchos lo piensan en reflejo de una mejor imagen estética, sino más bien en términos de salud representa un proceso trascendental, del cual depende la salud integral de la persona.

Un proceso que puede ser reforzado por la persona bajo diferentes tratamientos naturales  y estéticos que contribuirán a lograr mejores resultados en su objeto. La exfoliación es un proceso importantísimo para dar cuidado y protección a la piel, de ahí lo fundamental que se convierten las mascarillas faciales hidratantes y exfoliantes, ya que las mismas propenderán por dar limpieza, oxigenación, firmeza y suavidad en las partes que más lo requiera, aquellas zonas más expuestas a la contaminación del ambiente como lo es el rostro por ejemplo.

La exfoliación artificial representa un elemento valioso a la hora de embellecer la piel, mantenerle saludable y lo mejor de todo en apariencia de una más joven.

Dejar respuesta